19 / 12 / 2014

Estado Trujillo :: Potencialidades :: Características Geográficas

Relieve y Topografía

Tal como lo señala el Plan de Ordenación del Territorio del Estado Trujillo (1.998), ésta entidad presenta como rasgo característico, que las dos terceras partes del territorio corresponden a paisajes montañosos, predominantemente accidentados y secos, en donde el 68,7% de su superficie está conformada por espacios montañosos y reducidos valles intermontañosos de origen tectónico ; un 16,6% corresponde a una  transición entre relieves accidentados y áreas bajas circundantes (alineación de montañas bajas y colinas residuales) y el restante  14,7% lo representa un extensa área  plana en forma de mesetas de explayamiento y  desbordamiento, la existencia de estas condiciones topográficas  conllevan a una marcada concentración de actividades económicas y/o productivas a sectores muy focalizados.

Es importante resaltar el hecho de que los municipios en su mayoría, presentan características topográficas con relieve de montaña accidentado y quebrado, representado por la Serranía de Trujillo al Este, la prolongación de la Serranía de La Culata al Oeste, y las últimas estribaciones de la Serranía de Siruma por su borde Norte.

Climatología y Meteorología

Las condiciones climáticas de Venezuela y particularmente las del Estado Trujillo, están fuertemente condicionadas por el relieve, que definen el régimen térmico y a través  de sus influencias sobre los vientos predominantes, el de las precipitaciones. Los altos desniveles del relieve Trujillo favorecen una diversidad de climas locales que van desde el tropical cálido, subtropical y templado. Los vientos del NE penetran en las tierras del Estado pasando por una fila orográfica que presenta cúspides aproximadas a los 1.000 m.s.n.m. El sector oriental del estado se encuentra supeditado a los vientos llaneros del este.

Suelen producirse dos épocas de lluvia en el año y no existen épocas de sequía absoluta. La precipitación media anual, en la capital del Estado se sitúa en 936 m.m. La temperatura media anual en la ciudad de Trujillo se encuentra entre los 12º - 27º C.

El piso térmico del Estado Trujillo puede dividirse en piso térmico tropical bajo (0 a 300 m.); piso térmico tropical alto (300 a 800 m.); piso subtropical (800 a 1.500 m.); piso térmico templado (1.500-2.200 m.) ; piso térmico frío (entre 2.200 - 3.000 m.); por encima de los 3.000 m., se extiende el piso térmico de páramo. La mayor parte de los grandes centros poblados del Estado (Betijoque, Escuque, Trujillo, Pampán y Valera, entre otros) se ubican en el piso térmico tropical alto.

En este sentido, se origina una gran diversidad de zonas de vida como: Bosque Seco Tropical, Bosque Seco Premontano, Bosque Húmedo y muy Húmedo así como la zona de vida del Páramo Subalpino  que sientan las bases para la planificación de una gran variedad de cultivos, así como una oferta potencial al turismo.

Hidrografía

El Estado desde el punto de vista hidrográfico, presenta dos grandes vertientes; la que drena al Lago de Maracaibo y la de los ríos que atraviesan los llanos y luego son tributarios del Río Orinoco. El Río Motatán, es el curso principal de la primera de éstas dos vertientes, que se integran además con las cuencas menores de los ríos tributarios directos del lago, la segunda está conformada principalmente por la cuenca alta del Río Boconó.

El Río Motatán nace por encima del los 4.000 m.s.n.m, en la Laguna Los Guaches-Picacho El Gavilán en el collado del Cóndor (vertiente norte del Páramo de Mucuchíes) recorre en su cuenca alta, hasta la proximidad de Timotes (Estado Mérida), hasta llegar a Valera, con características de río de montaña con fuertes desniveles, aguas abajo de ésta ciudad se une al río Jiménez ubicado en el Municipio Pampanito, que nace en las alturas de la quebrada el Riecito, siendo un tipo de río de montaña, a éste antes del sitio de Jiménez, se le une el río Castán ; asentado en sus riberas de Agua Viva, el Motatán, recibe el río Carache  (Municipio Carache), drenando a éste las aguas de sus afluentes: Villegas, Bonilla, Jirajara y Burbusay, para finalmente, sus aguas ser depositadas en el embalse   de Agua Viva.

Los restantes ríos de la cuenca del Lago de Maracaibo, son de relativa menor importancia. El más importante y con cauce más definido es el río Pocó, que nace a 3.900 m.s.n.m. y a su vez, sirve de limite Sur, entre el Estado Trujillo y Mérida.

El río Boconó, principal afluente de la vertiente oriental que desemboca en la hoya del Orinoco, nace al sur del Estado en el páramo de El Cendé, a una altura cercana a los 3.000 m.s.n.m. y recibe desde el Norte al Río Burate, luego que éste ha recorrido un valle angosto donde se encuentran los centros poblados de Las Mesitas y Niquitao, Municipio Boconó.

Un importante recurso de agua subterránea se encuentra bajo la Planicie Aluvial de los ríos Motatán, La Vichú, Cas, Buena Vista y Pocó. Un inventario existente revela la existencia de 1.287 pozos, perforados a profundidades no mayores de 200 m.

Vegetación y Suelos

La vegetación es la característica de la selva nublada, constituida por bosques siempre verdes de carácter mesotérmico y marcadamente hidrófilos. Se ubica este bosque en las partes altas y casi inaccesibles de las cuencas del río Pocó y Buena Vista, con pendientes dominantes superiores al 60%, extendiéndose desde los 1.200 mts hasta los 3.000 mts, aunque casi toda la faja entre los 1.200 y los 1.800 mts se encuentra reemplazada por café o pastos. Esta unidad de vegetación comprende la parte superior de las zonas de vida del bosque húmedo premontano y el bosque húmedo montano bajo. En esta zona de selva nublada aparentemente sólo llueve entre 1.100 y 1.200 mm y la evaporación potencial tiene valores de 1.200 mm en la parte más baja hasta unos 600 mm en su parte superior, lo que arroja un balance hídrico favorable; otro factor climático de importancia es el mantenimiento de la neblina, así como la baja insolación lo que mantiene una adecuada humedad relativa.

Principalmente el uso y manejo indicado de los suelos del Estado Trujillo, se establece a partir de que aproximadamente del 60% al 80% de los mismos, presentan condiciones aptas para el establecimiento de una gama de cultivos regionales con pocas limitaciones, en donde tal vez las restricciones más importantes son la susceptibilidad a las inundaciones, por desbordamiento de ríos y caños que afectan a pequeñas porciones de tierras y a la presencia de la pedregosidad superficial en los perfiles.

Recursos Naturales

Recursos Forestales: Algarrobo, apamate, gateado, jabillo, jobo, roble, vera, entre otros.
Recursos Minerales: Arenas Silíceas, calizas, feldespato, granito y mica.