20 / 12 / 2014

Cacao Venezolano

Cacao Venezolano.

El mejor Cacao del mundo (Theobroma Cacao) es el Cacao venezolano. Su reputación se remonta 500 años desde el tiempo de la conquista española. Las condiciones climáticas y geográficas del país lo hacen un hogar ideal para la producción de rubro.

El Cacao considerado como un cultivo forestal sustentable, es capaz de generar beneficios económicos a los campesinos de los Andes, y con la incorporación al proyecto de las comunidades vecinas, promovemos activamente el cultivo del Cacao, a fin de incrementar la producción para finales de la década.

Durante el siglo XVII, Venezuela llegó a ser el primer país productor de cacao en el mundo y a principios del siglo XIX este lugar fue ocupado por Brasil, Ecuador y Sao Tomé.  A finales del XIX Ecuador ocupó el primer lugar y a inicios del XX fue compartido por Brasil, Ghana y Camerún. Posteriormente desde la década de los 70, Costa de Marfil se ha convertido en el primer país productor de cacao del mundo. Los cambios en la geografía mundial del cacao son de gran interés para los países productores de América, ya que después de ocupar la primera posición como región productora de cacao del mundo, pasó a ocupar la última.

 Venezuela es un productor marginal de cacao, aporta el 0,64% de la producción mundial, el 1,21% de la superficie cultivada mundial y el 0,3% de la capacidad de molienda mundial.  Actualmente la producción nacional de cacao es de 15.000 TN/año, con un rendimiento promedio de 240 k/ha, lo que representa la mitad del rendimiento promedio mundial. De esta producción el 69,4 % es comercializado en el mercado internacional, el 30% va a la Industria nacional y una cantidad insignificante es procesado por la industria artesanal. Todo el cacao que exporta Venezuela es considerado como cacao aromático de alta calidad.

Actualmente la producción nacional de cacao es de 15.000 tn/año, con un rendimiento promedio de 240 kg/ha, lo que representa la mitad del rendimiento promedio mundial. De esta producción el 69,4 % es comercializado en el mercado internacional, el 30% va a la Industria nacional y una cantidad insignificante es procesado por la industria artesanal. Todo el cacao que exporta Venezuela es considerado como cacao aromático de alta calidad.

La industria nacional cuenta con unas 18 Empresas, con una capacidad instalada de 1.765 tn/mes lo que representa unas 21.180 tn/año y sólo se utiliza el 20% de la capacidad industrial instalada. Según APROCAO, Asociación que comercializa el 99% del cacao utilizado por la Industria nacional, el cacao exportado F1 representa el 49% y  el F2 el 51%. El valor agregado al cacao exportado es muy bajo y el volumen exportado es irregular siendo Venezuela un proveedor inconstante en relación a las cantidades y a los países de destino.

 Principales problemas y desafíos

  • Los procesos de fermentación y secado no son bien conocidos, y representan un costo adicional al producto final, el cual debe reflejarse en el precio a pagar por los comercializadores.

  • Escasa producción y supervisión en la producción de semilla de calidad (fino de aroma), para el desarrollo de nuevos cultivos.

  • La mayoría de las plantaciones son de edad avanzada y la distancia de siembra tanto para las plantas de cacao y los árboles de sombra, es desuniforme y  no acorde con lo que se recomienda.

  • La falta de organización de los productores constituye una debilidad del sector en lo relacionado con la transferencia tecnológica y al otorgamiento de créditos.

  • La superficie promedio de las unidades de producción es menor de 5 ha y los problemas fitosanitarios constituyen un factor restrictivo en el proceso de fermentación, ya que las cantidades de almendras frescas y sanas para que el proceso sea satisfactorio, debe superar los 150 kg de cacao en baba.

  • Ausencia de capacitación dirigida a formar y fortalecer a los productores Asociados.

  • Escasas políticas crediticias para incorporar áreas potenciales y extender la superficie cacaotera nacional.

Perspectivas a considerar

  • Es necesario aumentar la producción nacional de cacao y segmentar la oferta nacional hacia el cacao fino de aroma.

  • Es necesario mejorar el rendimiento promedio nacional.

  • El sector oficial debe dar facilidades al sector privado para que invierta en la cacaocultura venezolana.

Acciones a considerar para incentivar al productor cacaotero y rescatar el rubro:

  • Aplicar programas de recuperación  y programas fitosanitarios en cacaotales establecidos.

  • Aplicar programas para mejorar el rendimiento local y atraer la inversión privada en plantaciones modernas, así como el beneficio postcosecha a fin de garantizar la calidad de la materia prima para la industria nacional e internacional.

  • Construcción de Centrales de Beneficio comunitarios para grupos de productores asociados y capacitados.